Mostrando todos los resultados 2

Software modelación de ruido

La contaminación acústica es un problema importante en muchos países y ciudades, especialmente en áreas de alta densidad poblacional como lo son grandes ciudades en nuestras regiones. Según diferentes informes sobre los efectos en la salud de la exposición al ruido, altos niveles de este contaminante se relacionan con enfermedades como la pérdida auditiva, la hipertensión, los trastornos del sueño entre otros efectos. A demás, gestionar la contaminación acústica se considera una herramienta de planificación importante que permite mejorar la calidad de vida de las personas que habitan las grandes urbes. La evaluación del ruido es un componente importante del proceso de Evaluación de Impacto Ambiental y el mejoramiento de las condiciones de vida dentro de una ciudad.

Un software de modelación de ruido son herramientas que permiten evaluar los efectos de diferentes fuentes de ruido como lo pueden ser industrias, carreteras, aeropuertos, trenes entre otras diversas fuentes que se encuentran presentes en áreas densamente pobladas y que pueden contribuir a tener un impacto negativo en la vida de las personas y el desarrollo de las ciudades. Este tipo de programas mediante algoritmos de calculo teniendo en cuenta diferentes normativas internacionales permiten considerar parámetros como tipo de fuentes, ubicación de la fuente, topografía del área donde se da la dispersión del ruido, grilla de cálculo entre otras variables, para generar mapas de ruido y herramientas que permiten optimizar las medidas de control del ruido y visualizar los efectos de la propagación del ruido a lo largo de las diferentes actividades industriales, residenciales o a lo largo de las líneas de carreteras y ferrocarriles. Con este tipo de herramientas se puede conocer el estado de contaminación actual de un área y generar planes de descontaminación, tomando acciones y simulando los resultados de modificaciones en las dinámicas de ruido de un área. De esta manera se puede evaluar las decisiones antes de implementarlas y verificar si las inversiones o planes para mitigar el ruido efectivamente tendrán los resultados esperados.